En un idílico y recóndito valle de la olvidada Galicia interior del primer cuarto de siglo pasado las leyendas cobran vida. El tranquilo y bucólico estilo de vida queda descarnado con la sangre, el mal y la muerte.
Lobisomes, meigas, a santa compaña… los delirios macabros y tenebristas de las noches de pesadilla han salido de entre los bosques camuflados en las mandíbulas hediondas de una bestia sin corazón.
Entre el dolor y la desesperación, un hombre, el molinero del lugar,  lucha por olvidar su atribulado pasado al tiempo que debe guardarse del inquietante presente.
La novela juega con maestría con el clasicismo costumbrista propio de una obra del siglo XIX, aprovechando la descripción de la vida y usos del interior para sacar a la luz los horrores velados que la tradición hubiese preferido dejar para excesos noctámbulos de aguardiente.

"La trama profunda y terrible, nos introduce en un universo cerrado , claustrofóbico y terrible, en el que los personajes de la novela sobreviven (bueno, unos si y otros no...) como pueden, en una historia de dolor y venganza absolutamente dramática y sin ninguna concesión al lector, y menos a los protagonistas... En resumen, un libro que cuesta dejar de leer, y que estremece por el dramatismo y a la vez el realismo que impera en todas sus páginas."
Foro literario"sedice"

"Una obra con querencia a convertirse en una novela de culto..."
Anika entre libros archivo